He escrito un manual de disciplina escolar para docentes, que se titula Cómo sobrevivir a la ESO y ser feliz. Este es el capítulo cuatro del libro, al que yo llamo “el discurso positivo”. Es una charla que yo doy a todos mis alumnos, de 1º de ESO hasta 2º de Bachillerato, el primer día que les doy clase.

Para que una clase haga lo que nosotros deseamos, que es trabajar a gusto y en profundidad, es preciso convencerles con argumentos. Estos son los que empleo yo para hacerlo.

Ojalá pueda servirle a alguien, adaptándolo por supuesto a su situación, para mejorar el ambiente de sus clases.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *